Translate

martes, 28 de diciembre de 2010

Insensatez.***

INSENSATEZ.
***
             Hoy he estado pensando.

           ¿Qué novedad mamá tú pensando?.

          Estas pesadita, mira que te doy de baja, y me busco a otra conciencia.

         Ambas rieron, conocían el valor de reír con la propia conciencia, es una necesidad, el momento en el que ríes con tus propios pensamientos, te ríes de ti misma, sin saber bien el motivo de la risa, de la sonrisa, es la paz interior, la seguridad que nos impulsa a levantarnos al siguiente día, a dormir placenteramente.

           He pensado en las personas que tienen Necesidad de herir, y los motivos que provocan esa necesidad, pasan el día lanzando chinas, es su modo de convivir, de crear su realidad, y después se molestan cuando alguien se lo hace, se sienten heridos, sin entender que es la forma que ellos proyectan.

           Conozco a dos personas, bueno realmente a tres, pero la tercera afortunadamente forma parte de uno de los cajones que cierras para siempre afortunadamente, y sus chinas que acabaron siendo piedras, quedaron bajo llave, y la llave desapareció, para que nunca más, afortunadamente, pueda molestarme. De esas personas que la convivencia la convierten en un doloroso trago. Digo afortunadamente porque el problema comienza cuando las chinas se convierten en piedras, en ese momento la realidad se convierte en lo que siembran, un camino pedregoso, y es realmente duro. Pero afortunadamente matizo es pasado.

            Pero últimamente medito sobre las personas que tienen necesidad de herir, brujas las llaman si son mujeres, e insoportables si son hombres. Me pregunto si es maldad, y si la maldad existe o es producto de nuestros interminables juicios, la maldad no creo que exista, en los dos casos que observo, ambos amigos, que nadie de mi familia se de por aludido, Dios me libre, la familia es la familia, y no ocupa éstas páginas; más que mi Santa, porque se que estaría encantada, mi abuelo que me admiraba y quería, y mi madre que estaría orgullosa de mí, y por supuesto mi hermano Antonio, compañero del camino, y que suscribe hasta la última letra, bueno prosigo que me pierdo. En ambos casos mis dos conocidos, una muchacha y un muchacho, no pueden evitar herir, sin necesidad aparente de hacerlo, sin necesidad de defenderse de nada, sin que nadie les provoque, escupen y escupen chinas, que comienzan a darte en la cara y no lo entiendes y pronto te recubren, hasta que dices BASTA YA, y te alejas, sin dar explicación, pero te hacen sentir tan mal, que en este mundo donde la flagelación quedó lejos, te alejas sin más, sin entender, quien cargó el tirachinas.

Tal vez, mamá la cuestión es ¿Quién cargó el tirachinas?.

Y ¿Quién fue hija?.

Tal vez, su genética mamá, o la reproducción de medio en el que vivieron.

               En ambos casos, porque por azar, pero de ambos conozco el núcleo familiar, las chinas eran continúas, los reproches, los insultos y la falta de respeto en el hogar que les crió eran continúas, ahí podría erradicar su necesidad de conflicto, la eterna necesidad de que nada esté tranquilo, de que cuando alguien cruza el umbral de la puerta ya estés hablando mal de él. Pero lo que no entiendo, es  ¿Por qué necesitan reproducirlo continuamente?, ¿Por qué no se relajan un instante, toman aire, y observan la belleza que vive a su alrededor?. ¿Es que no entienden que las piedras al final pararan en la puerta de su conciencia?, cada china les conduce al hogar de su propia soledad.

           No puedo entender que existan personas con necesidad de herir, de buscar el momento para recordarte algo que te haga sufrir, que haga que les trates mal, que en definitiva saquen la peor parte de ti. No me siento bien con ellos, estoy en eterna guardia.

       ¿Qué haré, cerraré el pico, cantaré, me pondré el mp3 de la sonrisa?. ¿Cómo nos escapamos  y que formen una nebulosa de un saludo cordial?.

         No puedes hacer lo que siempre dices, pasar y punto.

        No siempre se puede hija, por eso son un problema. No siempre podemos decir, adiós a las cosas que no nos gustan o nos dañan, ese es el problema, sino, créeme, ya lo habría hecho. Sé que con el tiempo quedan en la nebulosa de tu mente, sé que dejas de felicitarles la Navidad, que olvidas su cumpleaños, que al final, dejas de intentar que se sienta bien a tu lado, que poco a poco les devuelves al gris claro en el que quieres habitar, poco a poco les difuminas de tu mente, pero mientras tienen que estar, mientras forman parte lo cotidiano, se convierten en brujas hirientes, en inaguantables personajes, en moscas cojoneras, y te preguntas…¿Y tú, como coño llegaste a mi vida, a mi mundo de cristal, y porque necesitas herirme a mí y a todos, no sabes que existen otras formas de convivir, que empiezan, en hola buenos días-sonrisa-, que bien estás, como te aprecio, y el mundo comienza a girar, adquiere un color precioso, y todos te pasan a admirar?.

     Pero no crecieron en ese entorno, recuerda que a ti te despertaba tu Santa, con una sonrisa, con el vaso de leche, que tanto echaste en falta esta mañana, que decía lo bella que eras, te reñía para que fueras responsable, pero no porque a ella le diera la gana, sin más, no fuiste criada en modelo de convivencia de conflicto, jamás te riñeron sin motivo, y jamás sacaron nada de contexto. Y tu abuelo, recuerdas, “Buenos días y buena olla, hija mía”, mientras te esperaba para ver que ibas a desayunar.

         Si, recuerdo el día que encontré a mi abuelo triste una mañana, “ES que no se que le he hecho a Antonio que no me ha dicho buenos días, me dijo balbuceando”…Abuelito, no te ha visto, no llevaba las gafas, mi hermano es miope…mi abuelo estaba compungido, fui a la habitación, Antonio ¿Por qué no has saludado al abuelito?, Nena, porque no lo he visto, me respondió mi hermano…pues sal…y salúdale, está triste….

       Tú mamá creciste en ese mundo, y no sabes reproducir el conflicto porque no lo viste, no tiras chinas, porque no te dieron TIRACHINAS, pero ellos, los que motivan tu meditación, ambos, sus modelos fueron tan distintos que reproducen, crean la realidad que conocen, sin entender que tras cada china, se alejan de la persona a la que se la tiraron, aunque esa no es su intención, no es lo  que desean, a lo mejor hasta la aman, la necesitan, o forma parte de su proyecto de vida.

  ¿Por qué tienen necesidad de herir?, ¿Por qué tiran chinas?….no lo sé. ¿Y tú que has leído hasta el final?, ¿tiras chinas?, ¿cuestionas a los demás continuamente?, ¿emites juicios continuamente?, juzgas y juzgas….pues escríbeme, cuéntame porque, para que YO pueda entender, comprender los modelos de convivencia tan ilógicos que a veces me rodean….

          Bueno mamá, tú continúa viviendo, aprendiendo, soñando, y tal vez algún día permítete una china….pero nunca dejes que sea piedra, porque nunca, nunca debes de hacer daño.

Hija, un día vi como las chinas pueden pasar a piedras, y decidí SER PRUDENTE, callar ante el necio o el insensato, darme la vuelta y seguir mi camino, porque cuando sucede, cuando una china se convierte en una piedra, cruzas el límite, no hieres; matas, matas ilusiones, y eso ya no tiene vuelta atrás, la persona herida se repondrá, pero tú, tú sólo alcanzas LA SOLEDAD, y esa compañera de viaje, es una carga demasiado dura y que no recomiendo jamás.


Un beso y hasta mañana.

Hasta mañana, mamá, cuando rodeo para no decir nada.

Dije demasiado,.

Un beso.

viernes, 17 de diciembre de 2010

La frivolidad.***

La frivolidad es la tirita que nos ponemos ante el dolor que suponemos por parte de los demás…

Hoy he comido con mi amiga Ana B.K, la legendaria, la de siempre, nos conocimos en el año 2.000, ambas pensábamos comernos el mundo, llenas de ilusión, ella era chispeante, cercana, sensata y muy buena, en su presencia siempre me sentí bien, porque sabía que carecía de hipocresía, al revés, a veces, es demasiado sincera. El diálogo ha sido perfecto, ensayado desde el fondo de nuestras almas.

Sabíamos que nos teníamos que poner al día, contarnos lo que durante años, días, segundos nos había pasado, pero nunca siento la lejanía de los días que no la veo, para mí ella siempre está cerca, no importa el tiempo que pase sin que quedemos para un café o una comida, ambas sabíamos como la otra reaccionaría ante ciertas noticias. Yo iba poco a poco contándole, midiendo mis palabras para que digiriera despacio los sucesos de éstos años, ella a su vez, me iba metiendo las noticias, como hacemos cada día el Facebook, ilustradas con notas de humor. Yo media mis palabras, sabiendo las emociones que en ella despertaría, y ella benévola hacía lo mismo….

Conforme avanzaba el reloj, fui recordando como ante esa mujer desde el principio me mostré desnuda, no le ocultaba ningún dolor de mi alma, no tenía tapujos, porque nuestras vidas eran tan similares, que a penas era necesario adornar los relatos con detalles, ambas sabíamos de la lucha de la otra por la supervivencia, por salir adelante, por la responsabilidad de tenernos sólo a nosotras mismas, entre otras cosas porque había sido nuestra decisión, cuando decidimos no comulgar con las ideas de los egoístas.

Hablamos de los hermanos, nuestro tema preferido, ya que les queremos y protegemos, de cómo ellos siempre son más nobles e ingenuos que nosotras, luego la familia, su madre, su gran madre, el culto a mi Santa y a mi abuelo, Macis, mi casa, en la que estuvo…la comida continuaba, nos quedaba un Tema, que ambas dejábamos para el final, El Amor, esperé paciente a que fuera ella quien preguntara primero, quería ver su reacción, como en todo lo que habíamos hablado…Y de amores?, la miré fijamente a los ojos, y le dije, Como siempre…, no puede ser Esther, son siempre iguales, me dijo…

No Ana, no son siempre iguales, ni siquiera son, nosotras somos siempre iguales, no ellos, ellos son distintos, cada uno es distinto, pero nunca somos distintas nosotras, porque nosotras conocemos el final de la historia, y la ocasionamos, ese es el problema Ana, nuestro mundo comenzó al revés, supimos desde el principio el final de las historias, supimos lo que se siente cuando el mundo se hunde una y otra vez, supimos el lugar donde mueren las emociones, y pasamos la vida con la tirita puesta aún cuando nadie nos hace daño, aún cuando un hombre nos quiere Amar con toda su capacidad, nosotras vamos con la tirita puesta por la herida que aún no nos ha abierto. Es cierto, Ana, que muchos nos hieren, pero nosotras ya hemos visto la capacidad que tienen para herirnos, y hemos abortado la situación, tú te rebotas y lo explicas, yo callo respetando la libertad de cada uno, pero no transijo dando la oportunidad al entendimiento. Ambas conocimos el final sin que nos mostraran el principio, por eso, no sabemos fabricar el principio y siempre nos vemos en el final de una historia que no tuvo principio….

Upfff qué lío mamá?
Ya hija.
Y porque no os dejáis llevar sin más?.

Porque sabemos que no nos comprenderán, que nos van a herir, y preferimos la frivolidad, el caparazón, antes de pasar el trago de dejar que nos dañen.

Soy consciente de que no arriesgué, no pienses que no conozco mi culpa, y con ella voy a vivir, soy consciente de que no puedo mirarte a los ojos y reprocharte nada, porque me cerrarías la boca, pero soy consciente de que tus cartas eran primarias, te mueves por estímulos tan primarios que ni siquiera te asomas a mi ventana, por eso no ves mi alma, no ves mi deseos, no ves todo lo que te puedo dar, porque aún estás en la primera fase, en las necesidades primarias donde todavía no existe el estado de “sentirse bien”, no te reprocharé nada, porque soy consciente de que no te has enterado de nada, y de nada te enterarás, hasta el día que consigas dejar que tus emociones salgan a la superficie de tu alma, hasta que te escuches, escuches lo que tu propia alma te pide.

¿Tú la escuchaste mamá?.
Si, la escuché.

Entonces se acabó ver el mundo desde el final de las historias, ya sabes cómo hacer que tengan un buen principio, desarrollo y que nunca acaben.

Ya…
Ya…?.

Si, pero sigo temiendo el maldito dolor que me pueden causar, temo tanto al dolor, como lo teme mi amiga Ana B. K, temo tanto el dolor, como necesito la autorrealización en la parcela del amor…

Qué lío mamá…
Ya, pero es el mundo de las emociones, hija.
Y cómo van los alfileres mamá?
Se clavan en el alma y duelen.

Pero que pensabas hija, que abandonarías el mundo sin sentir los alfileres, lo celos desgarran, dijo la abuela desde ese lugar sin nombre.

Si Santa, yo pensaba que aplicando la razón nunca llegaría a sentir celos…
Ja.ja.ja. rió la abuela con su eterna risa tan sonora como mágica. Te lo dije, añadió, a ti también te alcanzarían, siempre nos alcanzan.

Ninguna mujer con capacidad de amar, y tú la tienes, abandona el mundo sin que le rompan el alma, sin sentir el dolor de una desilusión, del amor que esperaba atrapar. Es ley de vida. Recuerda lo que te dije, hija, tú eres la mejor, pero a ti también te romperán el alma, porque estás viva y tienes emociones. Y en ese momento sólo debes recordar que eres la mejor, que da igual lo que hubieras hecho, eso siempre sucede, es ley de vida. Y continuar con la decisión que tomes.

Es extraño, he pasado la vida razonando, y sin embargo eres consciente mientras razonas que lo único que deseas es SENTIR, y esa necesidad de sentir te atrapará durante toda la vida.

Cuando veo las fotos de cada una de mis antepasadas, veo como todas ellas deseaban, Sentir y que las Amaran, eran pura emoción. Cuando veo una foto mía, ahora, en este momento, mi rostro refleja lo mismo.

El problema mi eterna cobardía que no enfrenta tu lado mezquino, porque quiere respetar la libertad de tus decisiones, para qué estás sean libres.

Ya, pero entonces mamá, nunca conocerá tus deseos, porque los revistes de frivolidad.
Ya…La frivolidad es mi tirita, hija mía.
La frivolidad es la tirita que nos ponemos ante el dolor que suponemos por parte de los demás…

sábado, 11 de diciembre de 2010

Canto AL AMOR.

Canto AL AMOR. (Lo escribí hace demasiado tiempo, me sigue estremeciendo).

Y de pronto todo será como jamás debía de haber dejado de ser,
No habrá tiempo ni espacio,
Solo tú y yo,
Lo mejor de ti y de mí,
No habrá pasado ni presente,
No existirá el futuro,

Solo TÚ Y YO,
No habrá nada,
Porque estará todo,
Lo mejor de ti, lo mejor de mí.

Tú y YO solos en el UNIVERSO.
Y de pronto despertaremos,
O de pronto seguiremos en el eterno letargo,
Y de pronto todo será normal,
Y de pronto todo será sobrenatural.

Tus ojos me envolverán,
Tus brazos me protegerán,
Y lloraré hasta el día de juicio final,
En tu pecho en tu corazón,

Dejaré de ser la mujer, la niña, y seré YO.
Tú te dejarás arrastrar por mi sensatez,
Por mi seguridad,
Por el don que desprendo al mirarte,
Mi espontaneidad te envolverá para siempre,
Mi belleza te cautivará,
Y llorarás hasta caer extasiado,

Olvidando todo,
Mitigando todo,
Quedándote solo con lo mejor de ti y yo con lo mejor de mí,
Y de pronto nos miraremos y querremos ser nosotros mismo una vez más,
Y de pronto nos miraremos y desearemos ser nosotros mismos una vez más,
Y de pronto nos buscaremos y desearemos no dejar de ser nosotros jamás,

Yo ya no tendré miedo,
Tú ya no tendrás miedo,
Yo no tendré tristeza,
Tú no tendrás tristeza,

Saldremos al mundo y lo entenderemos,
Saldremos al ocaso y lo entenderemos,

Y solo en nuestro interior estaremos nosotros mismos en ese momento infinito que se llama AMOR,
En ese momento sin fin que se llama AMOR,
Y después todo será como siempre,

Sin miedo,
Sin temor,
Sin DOLOR,
Sin la tristeza que nos hace llorar.

Y de pronto te miré y estabas ahí,
Y de pronto te miré y estabas ahí,
Y de pronto te miré y te echaba de menos,
Y de pronto deseaba volver,
Y de pronto volví a ser la niña que nunca fui,
Y de pronto volví a ser la mujer que te protegía,
Y que estaba segura de que a su lado nada te pasaría,

Y de pronto AMOR MÍO AMBOS SUPIMOS QUE ESTABAMOS VIVOS.

Y tú en qué trabajabas?.


Y mientras viviste que profesión tuviste.
Una no comprendida, PERO MUY remunerada......
¿Cual?
LA FELICIDAD...
¿CÓMO?
Síiiiiii en mi paso por la tierra YO FUÍ FELIZ.
¿Y te entendían?
NO.......pero esa era otra historia......

jueves, 9 de diciembre de 2010

Somos adultas.

De pronto ví, que la niñez se había desprendido de nuestras almas. Somos adultas mi niña, con problemas de adultas, no necesitamos una guerra para crecer, sólo crecimos.

Me fui de matanza Mahoya a casa de mi TATA, la única mujer viva de aquel maravilloso triángulo que encabezaron mi madre, mi abuela y mi Tata…
- Ya estás con lo mismo mamá….
Si, soy pesaita hija. Sigo, me lo he pasado muy bien, hemos matado el cerdo, morcillas, longaniza, tocino, hemos comido, cenado, bebido, fumado, reído, hemos hecho tantas cosas, han venido Margarita y Paco de Barinas, nos unen tantos lazos….

Pues bien, mientras estábamos en Mahoya, esperando que cocieran….hicieran....María, y yo nos hemos sentado al lado de la chimenea, ambas conocemos bien la historia de nuestra familia, que comenzó por 1900 a unirse, sin saber ellos que al menos un siglo duraría esa unión, que el 2010, dos muchachitas, sin hijos, sin marido y sin complicaciones, se sentarían a chismorrear, unidas por lazos que comenzaron al menos un siglo atrás.

Su bisabuela Josefa se había quedado huérfana de madre y vivía en el Roal de Arriba, al lado de mi bisabuela Rita, que siempre ejerció de MATRONA del pueblo, y de madre de todo aquel que necesitara un poquito de cariño o cuidado. La tía Josefa como la recuerdo, era una hermosa joven a la que un día asedió EL GAVILAN, un apuesto abanillero, cuya fama ponía los pelos de punta a mi bisabuela. Cuando puso sus ojos en la pequeña Josefa, mi bisabuela le dejó bien claro que si la dañaba le iba la vida, que ella la había cuidado, y por ella respondía, el Gavilán cansado de andanzas sin fin, de noches de desenfreno que empezaban a conducir a la soledad y la desazón, defendió su amor por aquella inocente y bella chiquita, juró que la quería y con ella se casó. Fue una bonita historia de amor, de la que yo viví la última parte. Yo conocí a Josefa, ya anciana y entrañable, enamorada de su marido, y habiendo vivido una vida muy bella tal y como me narraban sus chispeantes ojos. La recuerdo dándome consejos, y matizándome que “yo al igual que ella no tenía madre”, y tendría que saborear el amargo trago de que de mí y sólo de mí dependía mi felicidad, porque había perdido el mayor hombro en el que una muchacha puede llorar, pero bueno a lo que iba que me voy por las ramas…..pasa el tiempo, y el feliz matrimonio ve estallar la guerra civil, él calculador y amante de su familia, ya que en los hijos, y sólo en ellos alcanzamos la eternidad, ésta no nos llega con la muerte, la muerte muerte es, sólo los hijos nos ofrecen la inmortalidad porque la genética continua sin cesar. Pues bien, el gavilán, prevé que al llamarle al frente sus hijos y mujer podían morir por inhalación, por hambre vamos….y se le ocurre que si a uno de sus hijos….alguien le cuida…tal vez su dos hijos vivan, ya que JOSEFA, puede conseguir alimentos al menos para uno.

Con esa idea, viene a casa de mis bisabuelos, visita el caserón, y le pide con la mayor confianza del mundo, que se quede con su hijo, o ambos morirán, mi bisabuelo por supuesto acepta. Jamás sabremos si de no decidir eso el Gavilán…uno de sus hijos hubiera muerto, jamás, pero lo que si que se, es que desde entonces, con ese acto, al aceptar mi bisabuelo, sin conocerme me entregó para siempre a una familia, al aceptar alimentar a aquel chiquillo, ayudó al Gavilán tanto como terminó ayudándose a si mismo, porque ellos ahora me quieren como él quiso a aquel chiquillo.

Hoy cuando me senté con María, que tiene 22 añicos, 22 añicos, bisnieta del Gavilán y de Josefa, y yo bisnieta de Rita y Juan, juntas, tras hablar de chicos, de la morralla, existente (ninguna de las dos tenemos pareja), de lo graciosos que son los hombres…. de lo que nos gustan, de tantas cosas, cómplices, hemos comenzado a hablar de la realidad, de las personas a las que amamos y les han hecho daño, hablamos de los seres, de nuestra sangre a los que queremos más que a nosotras mismas, y que no soportamos que sufran, hablamos y hablamos, no pudiendo ser ninguna de nosotras RITA imponiendo su moral, ni el GAVILAN arrojando su manta de GALAN. No podemos hacer que los que nos rodean no sufran, ni podemos hacer que nadie nos haga daño a nosotras o nosotras dejar de hacerlo, porque ni eso se puede controlar.

  Pero de pronto, mirando a los troncos, testigos mudos de nuestro pesar, y de nuestra alegría, me he dado cuenta de que HEMOS CRECIDO, sin guerra, sin GALAN, pero hemos crecido, ambas éramos adultas que habíamos comprobado que la VIDA, es un camino que a menudo nos hace llorar, que hemos crecido, somos adultas, de pronto ví, que la niñez se había desprendido de nuestras almas. Somos adultas mi niña, con problemas de adultas, no necesitamos una guerra para crecer, sólo crecimos. que los que nos rodean; no cuentan con RITA NI CON EL GAVILAN, para que nadie les haga daño, pero si que cuentan con nosotras, DOS MUCHACHAS DE ARMAS TOMAR.

Somos lo que somos, por los que pisaron ésta tierra antes de yo llegar, y por los que quizá la pisaran.

María hemos crecido, somos adultas, con problemas de adultas. Pero yo te quiero a ti, a tus padres y hermanos. Y ESO NUNCA lo he podido olvidar. Porque un día RITA SE PLANTÓ DELANTE DEL GAVILAN, que enamorado, con JOSEFA SE QUERÍA CASAR….y le dijo…chico con ella SOLO SIENDO BUENO te podrás QUEDAR….y él enamorado le confesó QUE LA QUERÍA DE VERDAD y con ella SE QUERÍA CASAR.

María, algún día llegará nuestro galán…y mientras mi pequeña…pues eso…jajajja.

Te quiero pequeña. Y te lo dedico. Va por ellos, por los que con su ejemplo de amor y supervivencia hacen que nos agarremos con fuerza a éste pedazo de vida que nos ha tocado vivir.

martes, 7 de diciembre de 2010

LA CHIMENEA.(Pura utopía).

Cuando mi alma sepa que sólo la espera la muerte, yo quiero estar junto a ti en la chimenea

Estoy de retiro.
-¿De verdad mamá?, en un monasterio.
No…en Macis, en la Verja, en mi mundo, ya sabes, no me hagas soltar el rollo.
- ¿Y qué estás haciendo?.

Básicamente, Mirar la chimenea, ver la chimenea, disfrutar la chimenea. Me he dado cuenta hija mía, que durante el verano, buscamos la luz del sol, la playa, el calor, la eterna luz del sol, que nos ilumine, nos de calidez, y durante el invierno buscamos la chimenea, su calor, su luz, el sonar de los troncos, esos troncos que te hablan, suenan acompañándome, me miran, se mueven y desprenden todo su calor envolviéndome.  De algún modo siempre buscamos la luz, la necesitamos.

- ¿Y qué le has contado a la chimenea?.

Me he dado cuenta de que deseo con todas las fuerzas que existen en el Universo, sentarme en torno a ésta chimenea cuando cumpla los 90 años, y mirarte, cabreado como siempre, atragantado con algo que no sabes ni qué es, pero que te tiene profundamente cabreado…

Me he dado cuenta de que apetece recorrer el camino, con todos mis miedos, con la sensación de que el Universo se puede, se volverá a hundir, seguro pero existen momentos en los que necesitas recorrer el camino.

Deseo sentarme en torno a éste fuego, cuando las arrugas me hagan invisible, pero continúe mi entereza, cuando tu altura sea una ilusión de tu juventud, pero continúe tu carácter, y recordar que un día nació mi hija con el nombre de mi abuela, que la criamos, que la amamos y posee una vida, la suya, que nació mi hijo, con tu nombre, que lo criamos, que le amamos, y tiene una vida, la suya. Que tenemos una nieta, con mi nombre, como yo, repelente pero segura… y la amamos. Repitiéndose la historia de 1920, que la pequeña inscripción de la Verja, cobra vida, olvidando por el paso del tiempo quien fue más dueño de la misma.

Cuando ya tu cuerpo no exista ni el mío, cuando el deseo sea una ilusión de nuestra mente, porque todo se evaporó con el tiempo, cuando las arrugas me hayan hecho más bella todavía, y a ti más bello todavía, alcanzando el imposible. Cuando una noche de invierno nos envuelva la tierra que ambos amamos. Cuando mi alma sepa que sólo la espera la muerte, yo quiero estar junto a ti en la chimenea, y recordar que tuvimos una vida, que aplacó los amargos recuerdos, que paró el caballo que ambos llevábamos dentro.

Deseo tenerte a mi lado en la chimenea, conversar, mirarte a los ojos, con la fuerza de antaño, mirarte y saber que te quiero, sentirte y saber que te quiero, saber que estas cerca, que siempre lo estuviste. Mirarte y saber que me quieres, que sigues levantando tus ojos, sabiendo que me quieres. Que me buscas porque siempre necesitas que esté ahí. Cuando tu alma sepa que sólo espera la muerte, quiero que estés a mi lado en la chimenea y recordar que tuvimos una vida, que aplacó los amargos recuerdos, porque por fin fue bella, tan bella como supimos crear.

Quiero cumplir los noventa a tu lado, en mi chimenea, en mi pequeño mundo. Mirar el fuego, y saber que te tengo a mi lado.

 Cuando nuestra almas esperen paciente la muerte, quiero tenerte a mi lado en la chimenea y saber, recordar, que sólo ella supo un día, que ambos siempre la echábamos de menos, que sólo ella era capaz de hacernos recordar, que un día, en nuestra infancia, un día lejano, fuimos felices, nada más.

Te quiero pequeño necio que impides que tu caballo deje de galopar.
Mamá te has lucido.

Ha sido la chimenea, hija, mañana seré la misma. Hoy la chimenea me ha contado, mientras sus troncos ardían, que es cierto que cuesta, que tienes que invertir mucha energía en él, pero existe un MUNDO MEJOR, tenemos que tener las fuerzas de crearlo.

sábado, 4 de diciembre de 2010

ENSAYO SOBRE LA CEGUERA

Leyendo a Saramago en su ENSAYO SOBRE LA CEGUERA, recuerdo que existe un momento en el que uno de ellos consigue una pistola, y hace rehenes a los demás, porque tiene la posibilidad de apretar el gatillo, se convierte en el jefe, un jefe caduco, no respetado, pero el jefe, a fin de cuentas, adquiere el PODER.
Desde anoche, y como aprendiz de historiadora, viví un hecho histórico, de esos que nos ponen los pelos de punta, y a los historiadores nos llevan a la noticia en tiempo real, al cambio en tiempo real.

Y por supuesto me puse a pensar.
¿Qué novedad mamá?.

No molestes hija que hoy es serio el asunto, hoy miles de personas duermen en los aeropuertos, miles de personas han visto rotos sus sueños de descanso y vacaciones, ese viaje que les sale del esfuerzo, miles de familias, hoteles, agencias de viajes, ven como un nuevo varapalo se cierne sobre ellos. A éste país sólo le queda el ocio, el sol…y nos lo cargamos, si digo bien nos lo cargamos, porque el país, la familia como el individuo, no pueden permitirse el lujo, como relataba SARAMAGO, de entregar la PISTOLA, el gatillo a nadie que nos pueda extorsionar, que nos pueda dañar, cómo han hecho los controladores aéreos. No se que quieren, que piden, ni que necesitan, ni me importa, pero son unos egoístas, insolidarios y malas personas, como todos los TIRANOS, y un tirano, siempre se crece, si le dejamos ejercer la tiranía, si dejamos que acceda según la metáfora de Saramago, a la pistola y pueda usar el gatillo.

Señores CONTROLADORES, como su nombre indica, dejen de controlar nuestro mundo, váyanse a la mierda, si digo bien, a la mierda, porque esto no se hace, no se puede querer vivir mejor a nuestra costa, no pueden paralizar un país cuya economía está al borde de la intervención.

Y usted gobierno, y usted oposición, y ustedes gobernantes, DEJEN DE ENTREGAR Pistolas a cualquiera, no permitan que NADA NI NADIE, puedan extorsionarnos, esa es su OBLIGACIÓN. Zapatero, como historiadora me ha hecho vivir un hecho histórico, y eso, como el volcán a los geólogos me gusta, pero no va así el mundo, señor Zapatero, no pueden pasar estas cosas sin que usted las evite. No, Zapatero, por mucho ejército, por mucho estado de alerta, la has cagado, si y digo bien, cagado, porque esto NO PUEDE PASAR…..Y usted Rajoy, y demás políticos de cuento, que es lo único que tenemos EN ESTE PAÍS, Morralla, pura morralla, usted no debió permitir que ese colectivo tenga el poder que ahora tiene, entre todos la CASA SIN BARRER, pero y aunque yo hoy no he barrido la mía, ni creo que lo haga porque me voy a una matanza, no PODÉIS SER TAN TREMENDAMENTE NEFASTOS, se que no podemos esperar de vosotros NADA, pero al menos, ALEJARNOS DE LOS TIRANOS, evitando QUE ESTOS EXISTAN….

Mi apoyo a todos aquellos que hoy quedaron en un aeropuerto, que perdieron su trabajo….es la tiranía del necio la que ha ejercido ese CONTROLADOR, que un POLÍTICO NECIO le permitió, con tu voto y el mío, tuviera. Y aquí da igual la derecha que la izquierda. La habéis cagado gobernantes, como siempre últimamente, y me pregunto en éste pequeño y frío pueblo, del que afortunadamente no necesito avión para acceder, me pregunto ¿hasta cuando?...

jueves, 25 de noviembre de 2010

Cuando más numerosas son las cosas que quedan por aprender, menos tiempo queda para hacerlas…..

Cuando más numerosas son las cosas que quedan por aprender, menos tiempo queda para hacerlas…..

Leí el otro día mientras desayunaba.
Lees demasiado mamá.



Lo sé hija, pero me gusta, como dice Ana María Matute, dar vida a las hormigas que aparecen en esas páginas en blanco…..

Cuando más numerosas son las cosas que quedan por aprender, menos tiempo queda para hacerlas….

¿Es contradictorio no?, cuándo más cosas quedan…menos tiempo queda para hacerlas, cuando entiendes lo que tienes que hacer, te enfrentas al factor tiempo…cuando tu mente ha llegado a ese lugar…...

Es una reflexión que hice conmigo misma hace tiempo. Al nacer parece que lo sabemos todo, recuerdo como me enfrentaba a mi Santa, creyéndome poseedora de la verdad, reivindicando que mi vida era mía, y la vivía cómo quisiera…llegaría a la hora que quisiera, elegiría mi marido, mis estudios, mi trabajo….con 16 años, creía saberlo todo, NO ME IBA A EQUIVOCAR JAMÁS……Cumplí 20 y comencé a aflojar en mis convicciones, pero reivindicaba en la facultad como si fuera la única sufragista en un mundo en el que el sufragio ya es historia, y los derechos siguen sus pasos…a los 25….seguía deshinchándome…empezaba a ver un horizonte distinto e intuir qué no sabía nada…a los 30, descubrí que el mundo ni existe…que yo no sabía nada, y a los 37, siento QUE ME QUEDA TANTO POR APRENDER……

  Se que lo más importante, de luchar por los derechos humanos, es respetándolos y con mi ejemplo de s
uperación y de decir BASTA YA, se que la familia es lo más importante y bonito que nos pasa, pero a veces, la diluye la muerte, aunque deja un sabor tan bonito en nuestra alma que sabemos que vale la pena, y que deseamos tenerla. Se que los amigos, son mi pilar, los de siempre y los nuevos. Sé que el dinero termina llegando, aunque es necesario, no es lo más importante. Sé que soy inaccesible para una pareja, porque sé donde quiero llegar y lo que quiero conseguir, y como vaticinó mi abuela, eso no aparecerá si lo dejas para el final (pero la losa era demasiado pesada, tenía que arreglar mis fantasmas para desear tener a un hombre a mi lado, y para desear crear una familia, hijos, colegios…(sigo sin saber lo que quiero, pero la losa está desapareciendo))….pero tuvo que ser así, y no me arrepiento, sino llega, lo superaré sin más. Sé que fui afortunada naciendo en Macisvenda, allí tengo la paz que necesito y todo el Amor que a veces me falta. Sé que me llevo bien conmigo misma, me caigo bien, aunque a veces no ha sido así…..

Pero no sé nada en comparación con la chiquilla de 14 años que luchó por un mundo mejor, con la de 16 que luchaba por media hora más de fiesta…poco a poco vamos desaprendiendo y comenzamos a sentir que nos falta tiempo para aprender todo lo que sabemos que tenemos que aprender….nos falta tiempo…..hasta para AMAR….

Se lo dedico a las sufragistas a las que admiré. A mi Santa que me enseñó a luchar por mis ideas. A mi madre que no hubiera aceptado a una hija distinta a mí, con su ejemplo supe decir NO. Y a mi hija, a mi conciencia, a la que me habla en mi interior sin juzgarme…..Y sobre todo a LOS BELLOS MOMENTOS DE APRENDIZAJE QUE TODAVÍA ME QUEDAN POR VIVIR….

LA VIDA ES SÓLO APRENDIZAJE MAMÁ….

En la vida APRENDEMOS SÓLO A AMAR HIJA…..

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Lo intangible.


Un día, escribí sin saber bien el motivo (bueno si lo sabía) "En lo intangible está la diferencia", son frases que quedan bien, las piensas, y sólo tú sabes a qué momento de tu vida pertenecen, el motivo por el que las reflexionas, quien las lee, las toma, las hace suyas, y las lleva a esos momentos en los que en su vida, algo intangible, ha sido la diferencia, la que buscamos continuamente para tomar decisiones, para mirar el camino. 
La comunicación interna se hace partiendo de "lo intangilble", nos rebuscamos, miramos adentro, y partiendo de lo intangible decidimos.


- Estás espesa mamá.
- Estoy intangible hija.




Lo intagible, lo diferente, nunca lo llegas a ver, como puedes ver una sonrisa, como puedes tener una conversación,  pero sabes que existe, sabes que es la decisión correcta, la que marcó la diferencia entre las dos ideas, entre las dos personas, entre tus decisiones...A veces, todo es más fácil de lo que parece...

- Lo sabías mamá....
- Ya...
- No lo afrontas, no quieres ver lo intangible, sigues sin afrontarlo, te resulta cómodo.
- Ya....

Pero afrontarlo significa decidir, y al decidir adquieres responsabilidad, estás tomando partido en tu propia vida, si un día, sólo un instante abriera mi boca, me posicionaría, si del fondo de mi corazón dejara que un reproche atravesara mi boca; me posicionaría, si dejara que una palabra de amor saliera de mi boca; me posicionaría, si reconociera lo evidente y buscara "su solución"; me posicionaria,  abogaría por una de las partes; la de ambos, y me posicionaría, emitiría mi opinión, la que guardo bajo llave, porque supondría sentir, y a su vez asumir, y a su vez....ufff...Para...pensar  que en LO INTANGIBLE ESTÁ LA DIFERENCIA, y ahí en en esa diferencia que  existente en lo INTANGIBLE, empieza mi problema.....


- Hoy nadie te va a entender...mamá...
- Lo se hija, lo sé querida conciencia, que dejo que tome la voz de mi propia hija. Sé que nadie me va a entender, porque sólo cada uno entiende lo intangible que existe dentro de él y le marca la diferencia en sus decisiones, sólo cada uno sabe que decide partiendo de lo que nadie ve. En lo intangible está la diferencia, y lo tangible es levantarte cada mañana, es comer, es sonreír, en lo intagible está el amor, el que nos rodea, y el que soñamos, el que sentimos y el que presentimos, el que deseamos y el que añoramos. En lo intangible está nuestro mundo imaginario, y en lo intangible, el amor, lo único que nos mantiene unidos...hija mía....lo único que se vendrá con nosotros en el momento de nuestra muerte, lo único que dejaremos en el mundo, en el corazón de las gentes, que un día nos contemplaron, nos compartieron, en lo intangible, en lo que no puedes tocar es donde tienes la diferencia que arranca de tu alma y hace que ésta se te desgarre al marcharte, te cuesta marcharte tanto como quedarte, querido amigo, ahí en lo intangible, en lo que no tocas está desgarrándose tu alma....


- No coment mamá....
- Ni yo hija mía.
Una cosa mamá...

Dime hija.
Lo importante es llegar a lo intangible, sentir lo intangible............

Por supuesto hija, el drama es cuando te encuentras tan mal que no llegas a ese momento, cuando llegas sólo te queda sentir la alegría por haber llegado, por abandonar la mediocridad de vez en cuando y profundizar en ese momento intangible, que no tocas, y que te desgarrraaa el almaaaaaaaa.


Hasta mañana.

jueves, 18 de noviembre de 2010

EL CAJON DE LOS RECUERDOS Y LAS HORTENSIAS.


Hoy estoy en Macis, mi paraíso terrenal, que me vino por línea familiar y por méritos propios, porque lo amé sin medida...Podé las Hortensias de mi Santa...

- Tuyas, irrumpió la abuela desde ese lugar sin nombre.

- Pero fueron tuyas, tú me las diste cuando te marchaste a ese lugar sin nombre, como todo lo que poseo; mi forma de ser, de mirar la vida, de esperar de la vida, mis deseos y mis acciones, mi forma de ser y de sentir. Conseguiste que soñara con un mundo mejor, hasta que lo hice posible, me diste tu eterna "herencia", ese saber estar, de saber ser, en cualquier circunstancia, heredé la sensatez que te acompañó en tu paso por la tierra, y que mi madre heredó. Y además de todo eso, tu CASA, tus PLANTAS, Tu espacio, y tu TRASERO, aún recuerdo cuando te decía....tengo tu trasero y el de tu madre...y tú ofendida me contestabas....

- Existe....remarcando cada palabra, algo de mi herencia que no desees.....

Yo, reía te besaba y te decía, no REINA MÍA, amo hasta lo más recónditos de tus pensamientos, hasta la última planta y el la última piedra que tus antepasados trabajaron, te quería entera Santa, te admiraba tanto como te quería.

- Has podado las Hortensias?.

Si Santa.
- ¿El patio está bonito?.

Si Santa, cómo si nunca te hubieras ido, como si siguieras llenándolo con tu magia.


- Me alegro, sabía que lo harías....


Y es cierto, muchas veces los demás saben lo que vamos a hacer porque saben que nos hará feliz. El patio está precioso, lo volvimos a pintar, cuido cada planta sintiéndome feliz, se que dependen de mí, que sin mí morirían, y me devuelven mi entrega poniéndose bellas...para... alegrarme, a veces, los demás saben lo que nos hace feliz, y nosotros ni lo sabemos ni lo entendemos, ni pensamos si lo queremos....entonces, ¿dónde radica la realidad que creamos?, ¿partiendo de qué parámetros?...No tengo respuestas, como no tengo respuestas para nada, sólo que mis hortensias están podadas, mis geranios preciosos, el pino ha crecido, el jazminero está tan bello a sus treinta y siete años como yo, y yo soy feliz en "MI MUNDO", sin saberlo mientras lo construía, pero no tengo respuestas para nada, sólo que continuamos, que seguimos, que encontramos esos momentos que nos hacen continuar sonriendo.....

Y en este pequeño pueblo, de gente entrañable, donde tengo un pequeño paraíso, hoy cuando vine a comer con mis amigas, su abuelo Teodoro, mientra le subí la comida, me trasladó una perla, una enseñanza que quiero transmitir, igual como ésta gran familia me transmite su amor de forma desinteresada cada día, y que aunque lo saben, quiero darles las gracias una vez mas...pues bien, me dijo, tras comprobar que está mucho mejor

- A veces, me aburro, pero entonces me voy al CAJÓN DE LOS RECUERDOS, me miró, mis ojos se habían humedecido, y mi expectación era total, se señaló la cabeza, y añadió, son mis recuerdos, ¿sabes?, señalándose la cabeza con la mano que ha soltado del andador, me voy a mis recuerdos, a mis canciones y así paso los días...


Le miré desde lo más profundo, agradeciéndole que compartiera conmigo ese momento de gloria, que solo se tiene cuando los años te empiezan a ganar la partida....

- Bajé las escaleras, pensativa...¿Y cómo carajo estoy llenando yo MI CAJÓN DE LOS RECUERDOS?, de los que necesitaré tirar en un momento dado, y del que necesito tirar en cada momento de mi vida...

¿Y vosotros, los que habéis perdido el tiempo recorriendo éstas letras, que sólo brotan de mi corazón, y vosotros, cómo llenáis el CAJÓN DE LOS RECUERDOS?....

    Mamá, tu lo llenaste desde el día de tu nacimiento...


    Cómo todo el mundo hija mía, ¿pero como separar, cómo llenarlo sólo con acciones de bondad?, ¿cómo conseguir tomar las decisiones adecuadas, y que sólo recordemos con ochenta años, las CANCIONES BELLAS...?.

- No lo sé mamá, ni tú tampoco. Supongo que cómo te diría, tu Santa, viviendo Esther, viviendo, no haciendo daño jamás, y no dando importancia, estando por encima del daño o la incomprensión que te hagan los necios...


- Pero yo también soy necia, hija mía, la sabiduría pertenece sólo a los perfectos, a los que abandonan la vida, y yo resido en ella.....

Ambas rieron, cómplices...

lunes, 15 de noviembre de 2010

ALEGORIA (Cuando algo llega al alma...deja de entrar por los sentidos).

          Era invierno, de esos inviernos suaves que se respiran en mi ciudad de Murcia, mía por propia decisión, por ser la ciudad más cómoda de mi Universo, la ciudad más bella.

Ella caminaba por la calle, que tantas veces había pateado, iba con un chico, ensimismada en la conversación, sonreía, rebuscaba en su mente momentos alegres.....
Él les contempló viéndola sólo a ella, les contempló sin darse cuenta de que iba acompañada, de que jamás fue suya, pero sólo la veía a ella, sólo la miraba a ella, la esperó...
- Hola dijo ella entre sorprendida y contenta por encontrarle.
- Hola contestó él, llevándola a su Universo como en antaño, cómo si Don Antaño no acabara nunca...

No miró a su acompañante, él no lo veía, sólo la veía a ella, como siempre, la chica que parloteaba, la chica que conversaba, la chica que al ponerse seria le trasladaba a la realidad. Entre ellos existían quine años de diferencia, pero él en el fondo de su mente aún se preguntaba si ella era lo que esperaba, ella siempre supo que no, la debía haber hecho su esposa, pero ella se escapaba por su dedos, ella siempre encontraba el momento de aplazar lo innegociable.

Él estaba decaído, envejecido de pronto, como ella siempre deseó verle, deseaba que envejeciera para no desearle, torpe pensamiento, cuando algo llega al alma deja de entrar por los sentidos..


Al pararse él sintió que el corazón se paraba...balbuceó...- Me voy a divorciar...
Ella sonrió...No lo harás le contestó desde el lugar donde se tienen todas las respuestas, no lo harás porque no quieres hacerlo, no debes hacerlo y no puedes hacerlo...
- Me ha pillado..
- Siempre te pilló, ella siempre lo supo, esta vez, es una más y no será la última, ella es de las que saben que eso pasa, y no le importa...Te perdonará, sólo quiere llamar tu atención....Mírala...descúbrela, y vuelve a tu TORRE DE MARFIL...
- No, esta vez, es distinto, quiero divórciame...

La chica sonrió, sabía que existen hombres que sólo pueden estar casado, que jamás serán fieles ni leales, ni nada que tenga que ver con los compromisos, necesitan tener el norte en su casa, hogar que destrozan por sus torpes impulsos, sus mujeres lo saben, pero lo entienden, empiezan por aceptarlo, por sufrirlo y terminan por acostumbrarse...la chica siempre necesito ser única, no compartía nada que no fuera una sonrisa, un buen momento, creía en la lealtad y la fidelidad como formas de organizar una vida y la sociedad, por ello, jamás se hubiera quedado con el esperpento que ahora tenía delante, él la hubiera cubierto de oro, él conseguía que su mente se mantuviera activa, él la hacía deleitar, pero no la hacía sentirse única, sólo una más, un poquito más espabilada, pero una más.

- Me voy a divorciar.
- Bueno pues hazlo, le dijo ella, con la magia que le caracterizaba.
- Pero no quiero...Respuesta que llegaba de ese lugar de las decisiones, donde en minutos cambias….
- Pues no lo hagas...ella te perdonará, porque en ese perdón se perdona a sí misma por haberte elegido. Ella sólo necesita que la mires...

Él, pensó que con ella hubiera sido distinto, que ella era comprensiva..era...libre, qué carajo, tan libre que jamás hubiera....

Miró al chico que la acompañaba....le dijo resignado, vas con una gran mujer...
- Lo sé balbuceó el muchacho, abrumado por la situación.
- Gracias, dijo ella, muchas gracias.

Se despidieron sabiendo que ambos eran parte de un pasado que no querían que volviera, ella se alejaba parloteando, contándole a su acompañante que un día, ya lejano lo amó, pero que supo que jamás sería su esposa, ella se alejaba con sus pensamientos, con su alegría, con su coloquial timbre de voz...pronto olvidaron al pasado, al encuentro fugaz que les sacó de su conversación.

Él se marchó consigo mismo, sabiendo que se había equivocado, al engañar a su mujer, tratando de entender qué le obligaba una vez más a ser desleal, a ser infiel, ni siquiera era un cuerpo de mujer, ni siquiera era el sabor de unos labios nuevos, era sólo que no podía sentir la fuerza que te lleva a admirar, a querer tanto a una persona que desapareces, que se te rompe el alma al mirarla, al pensar que puede desaparecer, que la puedes perder, y jamás miras a otra, y jamás sientes por otra, porque lo tienes todo en la gloria que tienes delante....

Eran días confusos los que mi madre vivió, vivía para recoger la semilla que sembró con sus decisiones, vivía para ver que con 20 años no se equivocó, aunque sintió que el ALMA SE LE ESCAPABA DEL CUERPO. Eran días en los que cuando te encuentras a una amiga, le dices ¿de quien te has divorciado...no recuerdo con quien te casaste?...Cómo si fuera lo más normal. Eran días donde se recogían las semillas de una sociedad confusa, cuyos cimientos eran las emociones, pero sin compresión y lealtad, los frutos eran complejos y distorsionados.

Anoche, mientras estaba de fiesta...y pregunté..¿y tu de quien te has divorciado, chiquilla?, supe entendí por primera vez QUE MI MUNDO YA NO ES EL MISMO. NO es el que soñamos cuando estábamos bailando en aquella barra, cuando vivíamos nuestras emociones al máximo. Supe que mis amigos y amigas también se divorciaran....que todo ha cambiado. El divorcio es un adelanto en las sociedades evolucionadas, nos da la posibilidad de arreglar el no-entendimiento, reconduce la infelicidad...pero a mí, hija, a mí me da mucha pena...

- Hasta mañana mamá...y ve acostumbradote.

- Hasta mañana hija....
FOTO CEDIDA POR RAFAEL DIAZ MARCO

sábado, 13 de noviembre de 2010

AMIGOS.

A veces se me vienen encima mis propios pensamiento, mi forma de ver la vida, lo que construyo, o trato de construir, a veces las personas que me rodean me hacen sentir que me eqquivoco, que todo por lo que he apostado es una equivocación, trato de respirar de tomar aire y de continuar siendo la misma, es complicado, pero lo consigo. Si tomara otra decisión ésta haría que cayera en el vacío, que me perdiera a mí. Yo se que puedo estar equivocada, por supuesto, pero siempre he dejado que mis deseos fluyan, salgan a la superficie..


Tensaste la cuerda mamá?.
Si, la tensamos, continuamente y claro se rompe, arrojándonos al vacío, al frío suelo, no entendemos que ambos somos iguales, y eso es lo que nos daña, pero bueno ya lo entenderemos, no creo que nuestra necedad haga que reproduzcamos lo que odiamos, y que nos hagamos daño eternamente, ese no es el camino.
Qué es lo que te duele?
Comprobar que no podemos ser amigos, no lo entiendo, no lo puedo entender, no me alcanza la cabeza, es una desazón que me mata, es como si gritara en el desierto, es extraño, sabes hija, pero no podemos ser amigos, no le entiendo, prefiere que le desprecie a que le trate con cordura, prefiere que le juzgue negativamente a que apruebe sus desafortunadas opciones de vida, yo las entiendo porque entiendo que a él le hace feliz, y es lo único que quiero que sea feliz, pero no puedo entender que no podamos ser amigos.

En el fondo, me gusta cuando sus deseos son más importantes que la corddura, cuando no comulga con lo común, para imponer sus sentimientos, me gusta que defienda su desazón ante la normalidad que yo le quiero otrogar a todo...que no ceda ante mi "no pasa nada, te entiendo...sé feliz...yo continúo...mira yo tambíen soy feliz.....", y te impones...diciendo NO, desde el fondo de tu alma llena de desazón, una desazón que dejas que respire, como YO JAMÁS CONSENTIRÍA......

Pero me duele, ver que no podemos SER AMIGOS, que te vas a perder eso, que nos lo vamos a perder, no me duelen tus decisiones, me duele que me las muestres desde el lado del dolor y las reflejes torpemente.
Ayer, mientras asumía que no vamos a ser amigos, que la torpe soy yo, que no lo puedo entender, porque me resulta desapropiado y doloroso.

Mamá él no puede, es que no le entiendes?.

No, no puedo entenderlo y no quiero entenderlo, pero lo haré, no voy a perder mi vida en un dolor insignificante, sino puede ser mi amigo, sus motivos, sin duda grandiosos tendrá, ojalá yo algún día piese así...Por ahora me quedo con dar barniz a todo, y continuar....

Mientras pensaba en MI No-amigo, por su decisión, en las personas que nos quieren de una manera tan singular, que al final aunque ellos hayan sido los torpes, se sienten tan frustados que rechazan hasta nuestra amistad, y son incapaces de ofrecernos un poco de ayuda y compañia cuando se la pedimos.....en ese torpe deliberar, me llamó una amiga....y ohhhhh, me emocionó...estaba con un antiguo ex-novio, SON AMIGOS....mi corazón, latió, mis ojos se llenaron de lágrimas...y en mi corazón apareció un gozo indescriptible, de acuerdo que mi amiga fué la misma que me decía no hacia mucho.....(no quiero saber que  es de su vida, porque me duele....), pero es la misma que ha sabido que perdía más al alejarse, que siendo AMIGOS....podemos perder una relación, pero perder a las personas es una torpe equivocación....pienso y siento.

A lo mejor, soy yo la equivocada, a lo mejor, debería entender cuando miro tus ojos que me buscan, que no buscan mi amistad, y que no me pueden ofrecer la ETERNIDAD que necesito. A lo mejor...tengo, cómo dijiste que tú harías...."que tirar la toalla"...Pero pienso...(no se como llamarte, porque caminas hacia el vacío de las etiquetas que puedo ponerte), pienso que es una torpe decisión.

Me duele que tensemos la cuerda, una cuerda demasiado tensa, se rompe, ¿sabes?, y al romperse nos caemos ambos, a la vez, y nos hacemos daño a la vez....

Te quiero mucho, y no lo cambiarás nunca ni con tu torpes acciones, ni yo...(ya se), con mis torpes acciones....jajajja.
Hasta pronto - No-amigo...o lo que quieras ser....


Eran días divinos, los que los sentimientos, las emociones, y los deseos trataban de salir a la superficie, en este paso por la tierra, en este devenir de días...en este ilógico por lógico camino que cogemos, asimos y desasimos......


Y yo tengo una pregunta para tí mamá...y tú de verdad quieres se su amiga?, de verdad esta vez le quieres dar la normalidad que acostumbras con todo, a ésto?....

La madre, por primera vez no contestó, por primera y extraña vez, no podía contestar, y no podía contestarse el porqué no podía contestar...

jueves, 11 de noviembre de 2010

Señoritos.

Este verano en la playa, en mi merecido retiro, que forma parte de mi extraña personalidad, por una parte, siempre rodeada de gente, dejándome querer, y por otra necesito retirarme, para pensar, para mirarme, para conocerme, no quiero abandonar la tierra con zapatos, pero tampoco quiero hacerlo habiéndome perdido a mí misma, algunos me dicen que hay que ser valiente para quedarte contigo misma, yo no soy valiente, yo quiero conocerme, para no sorprenderme…sin más…..

Bueno pues, en ese exquisito retiro, una tarde en la playa, donde intentaba pasar desapercibida, viví un instante de esos, que sabes que quedan en el recuerdo por el aprendizaje que te aportan…y les debo unas pequeñas letras…

Me acerqué al chiringuito, necesitaba una coca cola que me subiera la tensión, allí nos encontramos como si hubiéramos quedado un grupo heterogéneo, el dueño del chiringuito, entrañable y cercano, bastante sensato, el anciano con su gorra de capitán, con una sabiduría que sólo otorgar el sentido común, tres mujeres, chismosas que apostillaban cualquier opinión, el típico señorito madrileño que busca el descanso que ofrecen las playas murcianas, el artista que va de importante mientras trata de pasar desapercibido, y el murciano en pro, el gracioso del grupo, y para mí el más sensato. Hablaban de una fiesta a la que me invitaron y con habilidad rechacé, y hablaban de los Señoritos que poseen las casas a orillas de la playa, que prolongan una antigua forma de organizar la sociedad y que todavía añoran, como añoran los nuevo ricos que tratan de copiar aquello que creen que otorga la felicidad. El dueño del chiringuito hablaba de que le habían llamado la atención….por barrer…..seguro, que la cuenta bancaria del dueño del chiringuito estaba más saneada que la del supuesto señorito, Y de pronto uno socarrón soltó.-Si, son señoritos de PAN DURO, cómo en mi pueblo….y empezaron a parlotear, todos conocían de pronto a señoritos de Pan duro…el gorgorio llamaba mi atención, pero era una frase hecha, el señorito de Pan duro. Pero de pronto el Capitán, dijo…No….Son señoritos hechos a prisa, ese es el problema…Todos nos miramos y callamos, hasta las chicharreras….Se han hecho tan rápido que tratan de copiar a aquellos que de verdad fueron importantes por su trabajo o su astucia y son estúpidas estampas de un MUNDO YA CADUCO, el de los privilegios….Un señorito de verdad, no llama la atención….un señorito de verdad se conoce tanto a sí mismo, están tan en su Universo, que no pierde el tiempo en minucias…Son señoritos HECHOS A PRISA….matizó…..
Me puse a pensar, era cierto, es la diferencia entre aprovechar la oportunidad o crear la oportunidad, es la diferencia entre el trabajo y la sensatez, o la suerte. A todos nos gusta triunfar, todos añoramos tener éxito, y el dinero para todos es importante, por supuesto, que dentro de esas ideas, existe una parte que piensa que la igualdad es necesaria, y otros que luchar por el egoísmo de la desigualdad. Miré al grupo disfrutamos del pequeño encuentro de personas que jamás volveremos a coincidir, el artista, me miró y trató de obviar la conversación que había coreado para llamar mi atención, intuyendo una posible aventura, que aborté, el capitán cogió su bicicleta, su sabiduría y se marchó íntegro, el Murciano en pro…se marcho a su fiesta, no sin ratificarme que estaba invitada y yo declinar la invitación tratando de parecer muy ocupada, las chismosas, me miraron con fugaz dulzura mientras proseguían en su insigne ignorancia, el dueño del chiringuito, me miró gustándole mi presencia. Y yo, tras beber mi coca-cola, me marché con el mediocre libro que leía, mientras esperaba a mi amiga Marisol, no sin pensar, que da igual, Señoritos de Pan duro o hechos a prisa, al final, todos queremos figurar, sobresalir, tener éxito en nuestro fugaz paso por la tierra, el modo de administrar nuestro éxito es que marcará el recuerdo que de nosotros tengan, y las ETIQUETAS, que en un chiringuito personas anónimas nos pongan….por pasar el rato….

Fue un placer….presenciar ese instante.
Esther.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

CASABLANCA

Este fin de semana, volví a ver el clásico, mi clásico y de tantas generaciones, CASABLANCA, allí siguen, Sam, Richard y la gran Dama, inmortalizados, atrapados en su Piano y sus emociones…al final, pierde supuestamente el amor en pro de unos valores que todos creemos Universales de coherencia y de bienestar Universal, ella se rinde enamorada, se derrumba pasándole a él que le recrimina que la abandone, el marrón de decidir, entre su amor, o los valores Universales que defiende el marido de ella, valores que para su defensa, irán ligados a la luz, al amor que ella le aporta…. Y el chico duro, el chico resentido…el chico llorón….hace lo correcto, la deja marchar con su marido, con el corazón roto, con el alma extenuada, en pro de unos valores Universales de libertad…

Meditando, sé que él, no hubiera podido vivir soportando la carga de robarle la luz a un grande…y sin ella?...cómo viviría?...Ya no lo sabremos. A veces, cuando veo la película se me desgarra el alma al ver que se separaron, otras en cambio, pienso que hicieron lo correcto….Pero qué más da?...
Pero cómo serían sus vidas, cómo envejecerían si estar juntos...para nosotros siempre quedaron jóvenes, pero envejecieron, todo el que no muere envejece, a veces, pienso que esa fué la grandeza de mi madre, al morir no envejeció, pero el resto envejecemos, de hecho yo ya soy más vieja que ella, a veces la muerte nos evade de nuestras propias decisiones, otras en cambio, nos mantiene para siempre asumiéndolas, viviéndolas.
¿Querías llegar ahí no mamá?.
Si, después ví Y tú que sabes, una película que partiendo de la física cuántica, analiza, tal y cómo desde que fuimos mono hacemos, las emociones, sensaciones, los momentos, que desde la CIENCIA tienen claro marcan el devenir del ser humano en su tenúe paso por la vida, y si es TAN Tenúe, efímero, porqué carajo es TAN IMPORTANTE…..

La física cuántica, aboga igual que Casablanca, por buscar esa luz que nos inspire desde dentro en nuestras decisiones, decidir desde tú mismo, mirarte como si fueras el observador máximo, tu propia conciencia y decidir, siempre desde el amor, desde los mejores valores….

Siempre lo mismo mamá…Los humanos estáis inmersos siempre en lo mismo, os atrapan vuestras decisiones y sentimientos….

Queremos decidir desde LA RAZÓN, para no equivocarnos, por ello nos caemos, y realmente, tal y cómo está demostrando la ciencia, y durante siglos las religiones y teorías filosóficas….”Al final, decidimos desde el interior”, No existe decisión sin emoción.
Y cuando decides desde la emoción mamá no te equivocas, no cabe el resquicio, porque te sentirás bien contigo misma. Da igual que al final sea la opción A, o la B, en ambas tú brillarás y te dará la posibilidad de desarrollar tus aptitudes. Deja de pensar, y camina hacia donde el corazón te lleva.

Ya pero…yo quiero saber que no me equivoco, ese es mi problema, que lo quiero controlar todo hasta ese punto, quiero saber que la opción que elija será la apropiada.

Será relevante en el momento de tu muerte esa decisión?, Cómo matiza Sabater.

Sí, es una decisión que cambia mi día a día, mi tiempo por la tierra, es una decisión que te atañe a ti, y a mucha gente de la que me rodea, es una decisión que me sacaría del letargo o me mandaría a lo mediocre, claro que será relevante para el momento de mi muerte.

Entonces mamá, mírate a tí misma con tus propios ojos mamá, y piensa que en ambas serás tú misma, en ambas serás lo que eres ahora…en esencia.

Vale, la decisión, esta vez, por primera vez en toda mi vida la tomaré YO, pero como siempre aparecerá la mejor parte de ESTHER, eso lo sé hija mía, sólo quiero dejar de preocuparme, no nublar la luz que me marca el camino, con mis estúpidas preocupaciones, yo sé que si viviera mi Santa, ella elegiría por mí, y sería la mejor opción….

Ya mamá, pero no vive, te toca a tí. Y sabes que no te equivocarás, porque ella te enseñó a elegir….

Eran días, los de mi paso por la tierra…eran días donde extrañamente, como el galán de Casablanca, tenía que decidir por todos, porque cuando decidimos, en lo Grande como en lo nimio decidimos POR TODOS.

Lo harás bien mamá…..

Lo harás bien, apostilló la abuela desde ese lugar sin nombre.
Eso espero hija mía….Eso espero abuelita, no te puedo fallar.
Hasta mañana mamá.
Hasta mañana hija mía.

martes, 9 de noviembre de 2010

FELIZ.


Estoy feliz, en esa sensación del eterno entendimiento, me he respondido a tantas preguntas, las propias y ajenas. Es comprenderlo todo, para no odiar, para no sentir pena, para no esperar nada, pero para saber que tengo la mejor parte de mí misma, la que mis abuelos potenciaron, la que  mi madre auguró. Se que soy quien quisieron, se que lo he entendido todo, se que no odio y lo que es más importante, tampoco siento compasión, sólo la tranquilidad, la serenidad el LUJO de continuar sabiendo quien soy.

    Estoy feliz, y sólo deseo seguir siéndolo aunque nadie me entienda.
    Me alegro de que seas Feliz mamá....

    Y yo de serlo hija, es un duro trabajo, pero es mi trabajo en el paso por la vida. Es mi trabajo, ser feliz y punto.

jueves, 4 de noviembre de 2010

¿Y tú crees en mí?

Hoy me acordé de mi Pedrito, mi eterno compañero de piso, y de la vida del que tanto aprendí, y que se fué sin despedirsee sabedor del hueco que
dejaba en mi alma y mente, con él aprendí tantas cosas que me acompañarán un día cualquiera, en los momentos sencillos que conforman nuestra vida. Recuerdo como pura magia cuando leíamos libros, y los comentábamos, conociendonos a nosotros mismos a través de las lecturas de otros, él me sacó de mi exterior para meterme en mi interior, ir profundizando...Me mostraba la mejor parte de mí y me dejaba disfrutarla, es nuestro pequeño filósofo, mi gran compañero de la vida, insustituible cómo cada persona que he conocido, sólo que con él los momentos fueron más intensos y profundos, ya que ambos buscábamos desaforadamente un interior que necesitábamos,esa parte que habita en nosotros y apenas visitamos. No es fácil encontrame con alguien para leer un libro y comentarlo sin pudor, no es fácil que te lleven a la mejor parte de tí varias veces al día....por ello, ya he decidido que no le voy a susitituir, le quiero y fué un honor conocerle y disfrutar de su eterna sabiduría....bueno Pedrito, y una vez que te he rendido el homenaje que mereces, aún sabiendo que no te ha sentado nada bien...prosigo...

Hoy he recordado un día, que supongo tras morir mis abuelos, yo empecinada en decir sandeces....grité, que no CREÍA EN DIOS, me declaraba públicamente atea....Yo...no te lo pierdas, pero lo creía de verdad, es lo que se piensa desde la tristeza y la desesperación. Recuerdo que me miraste con tus ojos penetrantes (qué bien me ha quedao eh......), no te ruborices, y me dijiste..."Esther, tú ya hiciste lo más difícil, ya recorriste el camino, ya crees, por lo tanto es imposible que dejes de creer....", yo no te entendí...y proseguiste..."Si, lo más complicado es creer y tú ya crees....de ello no te puedes desvincular, ya forma parte de tu personalidad....", comencé a entenderte, pero estaba tan mal que no había hueco para darte la razón....

Pasado el tiempo, sé que una vez más tienes razón, creer me persigue, y es lo más complicado, ese camino yo ya lo tengo hecho, yo creía no el Dios convencional, ante el que me revelaba en ese momento, sino en el Dios que todos conformamos, sí te entendí, creía en la idea superior de bondad, de vivir mejor, en el eterno paraíso que habita en nosotros y su pérdida era la que lloraba. Es cierto, soy muy espiritual, y sin Dios, eso no sería posible, claro que creo en Dios, pero en el Dios que no se enseña en el que se siente, en el que me penetra y me desnuda cada noche. Creo en la idea suprema de un mundo mejor, lleno de emociones y sentimientos sabiendo que ese mundo empieza en mí....(bueno paro ya de chorradas), que no llego al argumento y tengo sueño....

Hoy, al ver a un amigo, sentí lo mismo que sentía Pedro hacia mí, esa sensación, de Esther Te equivocas, el camino ya lo has recorrido. Al verte hoy, me dí cuenta de que te tengo envidia, sana pero envidia, me gustaría ser Tú, llegar a tu tenacidad, sentir lo que tú sientes, recorrer el camino complicado, sentir lo que tu sientes, eso fue lo que me dio envidia, yo no he llegado tan lejos, yo no he recorrido el sendero que lleva a esos sentimientos. Lo difícil es sentir, lo difícil es llegar. Lo difícil es llegar al momento, sentir que se te rompe el alma, y que no sabes qué hacer, sentir tanto que no puedes ni siquiera respirar, sentir que sabes que has llegado y que la vas a perder por ti mismo, porque tu mapa sigue disperso. Lo difícil, lo que no hacemos los cobardes, porque siempre vemos el otro lado, es llegar donde tú has llegado, a ese momento en el que ya NO EXISTES...Porque amas, pero ni te quieres enterar, como yo no quería asimilar que creía en Dios. Ahora sí, aunque yo quedé en mi camino, no pude seguirte hasta el final, no pude llegar, eras demasiado complicado, lo siento por mí, pero ahora sí. ESTOY ORGULLOSA DE TÍ, qué envida me das, sana, pero envidia, has conseguido amar y que se te rompa el ALMA....
Felicidades amigo mío.

Gracias, contestó él con su eterna voz queda.